search
¿Cuál es tu duda?PreguntanosPreguntanosVisítanos
Detrás de un gran alimento un gran personaje

Compartir

Avena, maíz, trigo y arroz son cereales que forman parte de tu dieta y de la de millones de personas en todo el mundo. Son importantes para tener una alimentación balanceada y también son los ingredientes principales de los productos de Kellogg.

Por ejemplo, el arroz es el segundo cereal de mayor producción en el mundo, luego del maíz. Es uno de los más importantes en la alimentación humana y es consumido por millones de personas en diferentes países. Es rico en almidón, provee al organismo de energía, y es el ingrediente principal de Choco Krispis®.

En sus últimas reformulaciones se incluyó Vitamina D en su fortificación, se redujo 18% el contenido de azúcar y ahora se adicionó 10% más cocoa, para lograr un sabor y color completamente natural. 

Todo esto alineado a nuestra visión de negocio y de nuestra responsabilidad social empresarial de proporcionar alimentos mejorados para ayudar a buscar siempre el bienestar de las personas. 

De esta forma, Choco Krispis® actual es ¡el mejor de toda su historia! y está en evolución permanente, lo que no podría ser si no lo hiciera de la mano del compañero de aventuras de pequeños y grandes. 

Solo un personaje podría representar idealmente el crecimiento y la energía de los niños sumados al desarrollo del cerebro: un elefante. Melvin nació en 1959 para identificar a Choco Krispis®; desde entonces se ha convertido en compañero de grandes aventuras para los más pequeños del hogar.

Al paso de los años, Melvin ha tenido que crecer y adaptarse a su tiempo para acompañar a distintas generaciones de niños y niñas en su proceso de desarrollo. Todo ello conservando siempre su personalidad y simpatía. 

Siendo un bebé, Melvin era muy sonriente; pero no podía quedarse así siempre. Los niños crecen y a lo largo de este crecimiento nuestro elefante favorito ha encontrado todo tipo de aventuras llenas de alegría y buen humor. 

Fiel al compromiso de la familia Kellogg de promover hábitos de vida saludables, en los últimos años Melvin dejó ver sus habilidades deportivas. Con ello, el personaje desafió los estereotipos asociados con su especie. Ahora muestra una figura más estilizada y fuerte, y continúa generando simpatía entre quienes lo conocen.

En 2014 Melvin estrenó una imagen juvenil y atlética para enviar un mensaje saludable. En 2019 se ha vuelto a recrear para acercar su personalidad a la de un niño; y no cualquier niño, sino uno que busca crecer en mente y cuerpo. Lleva una alimentación balanceada para ser cada vez más grande y fuerte. Tiene más agilidad y fuerza para hacer actividad física.

Es el mismo Melvin que conoces desde hace casi sesenta años, pero aún más inquieto, hábil, extrovertido y ocurrente... justo como deseamos que sean los niños hoy. ¡Con tanta energía que puedan comerse al mundo, manteniendo una gran actitud! Porque lo más importante para nosotros es impulsar el desarrollo físico y mental de los pequeños para que puedan emprender grandes aventuras.

Nuestro compromiso por comunicar las cualidades de nuestros productos de manera responsable, se extiende a cada una de las marcas de la familia Kellogg. Es por ello que, además de nuestros compromisos de autoregulación en materia de publicidad, nuestra comunicación se ajusta siempre a la normatividad vigente en cada uno de los países en los que tenemos presencia. 

Como parte de dicho compromiso, hemos desarrollado una serie de disposiciones que norman el desarrollo de nuestra comunicación de Marca. En ellas contemplamos principios para evitar el uso de publicidad engañosa, respetar los valores y costumbres de los consumidores de cada país y promover hábitos de alimentación y actividad física saludables. 

Mediante estos principios también nos hemos comprometido a no socavar en ningún momento la dignidad humana a través de nuestra publicidad. No promover comportamientos ofensivos y proporcionar a nuestros consumidores de todas las edades la información necesaria sobre nuestros productos para que realicen un consumo inteligente. 

Nuestro objetivo es promover hábitos de alimentación y niveles de actividad física que impacten positivamente en la salud de nuestros consumidores. 

Todos estos principios constituyen una guía ética y no sustituyen en ningún sentido la normatividad oficial. Sin embargo, se vuelven rectores en aquellos casos en los que las exigencias de dicha normatividad sean menores a los establecidos por la marca. 

De este modo garantizamos que nuestra comunicación se mantenga alineada con nuestra responsabilidad social. 

En Kellogg's® creemos que un buen desayuno es la mejor manera de empezar el día y por ello buscaremos siempre darte a ti y a tu familia, cereales de calidad excepcional para complementar tus desayunos. 

Tú eres la razón de crear y perfeccionar todos los días, más y mejores productos.

Compartir