Así actuamos en Kellogg durante la contingencia por COVID-19

Compartir

Así actuamos en Kellogg durante la contingencia por COVID-19

 

Uno de nuestros mayores compromisos es con la salud de las personas, es por ello que, frente a la emergencia causada por la propagación de COVID-19, no podíamos permanecer indiferentes. Como compañía con espíritu y corazón, no solo tenemos la responsabilidad social de abastecer a nuestros consumidores con nuestros alimentos cuando más lo están necesitando, sino que también extendemos este compromiso para apoyar a las comunidades más vulnerables.

Durante los últimos meses, millones de personas en el mundo permanecieron resguardadas en casa para reducir los riesgos de contagios y aunque las escuelas y muchas empresas continúan trabajando a distancia, en Kellogg’s® tenemos el compromiso de asegurar que la población tenga alimentos, especialmente ahora que el mundo, y particularmente México y Latinoamérica, enfrentan este enorme desafío.

 

 

Desde febrero hasta la fecha, hemos monitoreado qué sucede para identificar cualquier situación sensible potencial que afecte directamente a Kellogg® y a nuestros empleados; nuestras medidas de control y calidad fueron reforzadas y ayudaron a mantenerlos a salvo, hemos estado atentos a recomendaciones de salud, como restricciones de viaje, asesoramiento comercial y en temas de operación comercial, para evitar la interrupción del negocio.

Medidas de control en Kellogg’s®

También creemos en la importancia y el poder de los alimentos para nutrir a las comunidades de todo México y a medida que esta crisis continúa presenta en las vidas de nuestros empleados, consumidores y comunidades, seguiremos asociándonos con ONG líderes y partes interesadas clave para emprender acciones colectivas hacia la seguridad alimentaria mundial.

Como empresa mundial nos importa dónde se cultivan los alimentos, cómo se elaboran y si hay suficiente para todos; desempeñamos un papel clave para ayudar a lograr la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición, acabar con el hambre, promover la agricultura sostenible y reducir el desperdicio de alimentos.

Es así que abordamos el tema del hambre a través de nuestra causa distintiva Mejores Días con el objetivo de crear 3 mil millones de Mejores Días para el 2025, al proporcionar 2.5 billones de porciones de cereales y bocadillos a los niños y las familias que lo necesitan; llegando a 2 millones de niños con nuestros programas de desayuno en más de 25 países de todo el mundo donde la empresa opera.

Entrega de alimentos del programa Mejores Días

Reflexionar acerca de estos temas es parte del compromiso que tenemos con nuestros consumidores y la comunidad, porque también es muy importante luchar contra el hambre.  En Kellogg’s® seguiremos haciendo nuestra parte en cada paso del viaje de nuestros alimentos: con los agricultores, en nuestras instalaciones y con los consumidores de todo el mundo para ayudar a asegurar un suministro de alimentos más sostenible y accesible.

Además, creemos que es vital para que todos podamos progresar, nos mantengamos fuertes realizando nuestras labores, confiando en que trabajando juntos conseguiremos hacer esta situación más llevadera para la comunidad.

Kellogg's® actuando durante la contingencia

Compartir